jueves, 4 de abril de 2013

Cambios psíquicos en la ancianidad


Dentro del campo intelectual se da un enlentecimiento del ritmo y de  la actividad intelectiva; hay disminución de la memoria de fijación y  de la capacidad de aprendizaje de nuevos símbolos y operaciones; por el contrario presenta una mayor minuciosidad, es decir una mayor capacidad para la percepción de detalle.  El sueño es mucho más superficial, en promedio de 5 a 6 horas diarias.
La memoria de evocación  no es afectada. Se da el empobrecimiento de la capacidad de expresión que la mayor parte de las veces se hacía  a expensas  de las  limitaciones  del  vocabulario.  Este fenómeno  se  suele observar,  en sus comienzos,  alrededor  de los  65 años y mucho antes si presenta arteriosclerosis.
La alteración progresiva de las funciones mentales lleva a la demencia senil,  una  de las más frecuentes enfermedades mentales del anciano, la  cual  se  presenta  generalmente  en  edades muy avanzadas, aunque su aparición en edades tempranas  está  ligada  a la  arteriosclerosis,  las enfermedades de Pick  o de Alzheimer. En el campo de la esfera afectiva  es  difícil establecer  criterios sobre la evolución de la personalidad afectiva del anciano,  sin embargo; se  puede  señalar  una  mayor  acentuación  de los  caracteres generales previos de la afectividad. El anciano antes abierto, en buen contacto con su entorno se transforma, con gran frecuencia en un anciano maniforme (Episodio de elevación patológica del ánimo se manifiesta con síntomas emocionales: animo eufórico, expansivo o irritable en forma persistente e inapropiada, autovaloración u optimismo exagerados o clara grandiosidad. Síntomas conductuales: verborrea y lenguaje apresurado; aceleramiento del pensamiento que se manifiesta como ideofugalidad; distractibilidad; Aumento de la actividad orientada a objetivos (o intencionada) o aumento de la actividad psicomotora, pudiendo llegar a la agitación; involucramiento excesivo en actividades placenteras y potencialmente riesgosas (frecuentes indiscreciones y juicios sociales inadecuados) sumado a conductas impulsivas)
Sin embargo, el problema psíquico del anciano  no es un problema que pueda fragmentarse fácilmente,  sino que debe analizarse en conjunto  con los aspectos sociales, los cuales influyen en el comportamiento de ‚ éste.

2 comentarios:

  1. Interesante el complemento del video, a veces no entendemos que los cambios no solo se dan a nivel físico también en la persona existe un cambio mental y emocional no se si sea indicado decirlo con esas palabras, mi mensaje va mas enfocado en la importancia de la difusión de esta información, queremos que las personas mayores piensen como los jóvenes, tengan el mismo grado de adaptación; algo que completamente distinto, otra vez felicidades hija

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra bastante que el video haya sido tambien a la vez un medio para que hayas llegado a un mensaje como el que mencionas, es verdad queremos que los adultos mayores piensen como nosotros pensamos y no somos conscientes en los cambios psicologicos que enfrentan cuanta impaciencia deben sentir de ya no ser los mismos de antes, con las mismas facultades de ordenar sus pensamientos de forma rápida, de ahí se derivan muchas reacciones de fastidio que puedan tener, si tenemos a un adulto mayor en casa sobretodo debemos estar mas informados para poder comprender sus procesos. Gracias por tu aporte, y por siempre estar atenta a leer lo que este humilde blogg te pueda ofrecer.

      Eliminar